viernes, 25 de enero de 2013

Atracción gravitatoria


¡Vaya! Me he caído. Y tú, ni idea. Supongo que pensaste que quería jugar un rato contigo revolcándonos en la acera mojada por la lluvia, y por eso —lúdico a pesar de que ya tienes tus añitos— hiciste por subir, ladrando de alegría, encima de un amo tendido a lo largo, con el brazo izquierdo golpeado en codo y muñeca por haber servido de amortiguador. No había ni un alma, excepto los automovilistas, pero éstos tampoco pudieron vernos porque nos ocultaba la hilera de coches aparcados.

En fin, que me levanté prontamente, comprobando que el brazo, aunque dolorido, funcionaba, y tras una somera inspección a la ropa por ver si se había ensuciado, observé que el resbalón que dió conmigo en tierra tuvo su causa en una de esas planchas metálicas que cubren registros del suministro eléctrico, ésta como de un metro cuadrado y con unas miserables estrías en malla para evitar percances como el que sufrí, pero la mezcla de agua y suciedad la había convertido en una resbaladera jabonosa, digna de que el señor concejal de urbanismo se interesara por ella.

Si me llego a romper un hueso, Cisco, se te acabaron los paseos durante una temporada. Lo sentiría más por tí que por mí, en serio, guapo.

Como es natural, recordé la última caída. Ya hace más de tres años. También te llevaba de paseo, o más exactamente, de carrera: yo en la bici guiando con una mano y en la otra la correa, y tú gozando de una galopada olimpica. En esto apareció un gato por la banda siniestra debajo de un automóvil estacionado, te cruzaste por delante hacia él, no pude frenar y vinimos enredados correa, vehículo y conductor al duro suelo. Por suerte te libraste de golpe o aplastamiento, pero yo quedé con una pantorrilla magullada.
Eran mis primeras experiencias sacándote a correr con la bicicleta, y ya, a estas alturas, conozco, o creo conocer, todos los peligros inherentes a tal práctica.

En fin, amigo perruno, son las gracias de la ley de la gravedad.

1 comentario:

Reyes dijo...

Ten cuidao,hombre,que por uno de éstos te puedes ver fastidiado.
Pon una denuncia al urbanismo que no hay derecho.
Abrazos.